SALA DE CASACIÓN SOCIAL

Ponencia del Magistrado OMAR ALFREDO MORA DÍAZ.

 

ACLARATORIA

 

                   En fecha 20 de julio de 2005, esta Sala de Casación Social dictó sentencia en la cual declaró: 1) CON LUGAR el recurso de casación anunciado por la parte actora, contra la decisión proferida en fecha 17 de mayo de 2004 por el Juzgado Segundo Superior para el Régimen Procesal Transitorio del Trabajo del Circuito Judicial del Área Metropolitana de Caracas y 2) PARCIALMENTE CON LUGAR la demanda, en el juicio por cobro de prestaciones sociales y otros conceptos laborales seguido por la ciudadana MARÍA ANGELES URRUTIA DE ROSALEN, contra las sociedades mercantiles C.A., ÚLTIMAS NOTICIAS y C.A., EL MUNDO.

 

                   Mediante escrito de fecha 21 de julio de 2005, presentado por ante la Secretaría de la Sala, el abogado Alfredo Abou-Hassan, en su carácter de apoderado judicial de la parte demandada, solicitó la aclaratoria del fallo proferido por esta Sala, y a tal efecto expone:

 

“La sentencia en cuestión expresa: ‘Liquidación de Indemnización de Antigüedad Acumulada: En sujeción al artículo 666, literal a) de la Ley Orgánica del Trabajo vigente, la trabajadora en el presente caso tiene derecho a la indemnización de antigüedad prevista en el artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo promulgada el 27 de noviembre de 1990, causada hasta la entrada en vigencia de la actual Ley, a saber, al 19 de junio de 1997, y calculada con base al salario normal del mes anterior a dicha vigencia, es decir, mayo de 1997.

 

 

Sin embargo, en la misma sentencia, algunas líneas más abajo, se indica que el salario al mes de mayo de 1997 era la cantidad de Bs. 3.260.000,oo lo cual, en nuestro criterio, constituye un error de referencia, subsanable por la vía prevista en el único aparte del artículo 252 del Código de Procedimiento Civil. En efecto el salario de Bs, 3.260.000,oo (que la sentencia tiene como último salario de la relación de trabajo) es el resultado de sumar al salario aceptado por la demanda (Bs. 1.260.000,oo) la cantidad de Bs. 2.000.000,oo producto de la “salarización” de “el bono correspondiente a los cinco meses de servicio prestado en el año 1999, cancelado en proporción al tiempo de servicio prestado en ese último año...”. Por ello, resulta claro, conforme a los términos de la misma sentencia, que para el año 1997 el salario no era de Bs. 3.260.000,oo sino de Bs. 1.260.000,oo, siendo éste último la base de cálculo de “Liquidación de Indemnización de Antigüedad Acumulada”.

 

 

 

Vista la solicitud de aclaratoria formulada por la representación judicial de la parte accionada, es necesario señalar el contenido del artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, el cual reza:

 

"Después de pronunciada la sentencia definitiva o la interlocutoria sujeta a apelación, no podrá revocarla ni reformarla el Tribunal que la haya pronunciado.

Sin embargo, el Tribunal podrá a solicitud de parte, aclarar los puntos dudosos, salvar las omisiones y rectificar los errores de copia, de referencias o de cálculos numéricos que aparecieren de manifiesto en la misma sentencia, o dictar ampliaciones, dentro de tres días, después de dictada la sentencia, con tal de que dichas aclaraciones y ampliaciones las solicite alguna de las partes en el día de la publicación o en el siguiente.".

 

 

 

Tal y como se desprende del contenido de la norma transcrita, las aclaratorias van dirigidas, a cristalizar puntos dudosos, salvar omisiones y rectificar los errores de copia, de referencias o de cálculos numéricos que aparecieren en las sentencias, todo esto con el objeto de que las mismas puedan valerse por sí mismas y ser ejecutadas conforme a su contenido.

 

                   Ahora bien, al resultar tempestiva la solicitud, por presentarse en el día siguiente a la publicación del fallo, de conformidad a lo previsto en el artículo 252 eiusdem, aplicable por remisión del artículo 11 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, esta Sala pasa a pronunciarse, previo estudio de la sentencia cuya aclaratoria se requiere, con base en las siguientes consideraciones:

 

                   La Sala en el capítulo relativo al pronunciamiento de fondo de la controversia estableció:

 

(...) al desvirtuar la parte actora el salario invocado por las accionadas de un millón doscientos sesenta mil bolívares mensuales (Bs. 1.260.000,oo) mediante las cartas de trabajo emitidas por las empresas que conforman el grupo económico, de donde se obtiene que percibía una remuneración mensual significativamente superior y no ser enervado tal hecho por quien tenía la carga, pues, la demandada sólo consignó a los fines de evidenciar su argumento la planilla de finiquito del contrato de trabajo, debe tenerse como admitido el monto estimado en el libelo de demanda que asciende a la cantidad mensual de Bs. 3.260.000,oo, el cual incluye la bonificación de Bs. 2.000.000,oo aducida por la actora extensible a todo el ámbito de la relación de trabajo, circunstancia esta que tampoco fue enervada por la demandada, teniéndose procesalmente como admitida. (Resaltado de la presente decisión).

 

 

 

                   No incurre la Sala, tal como se desprende del extracto del fallo antes reseñado, en un error de referencia, como es señalado por el apoderado judicial de la parte accionada, susceptible de rectificación, toda vez que expresamente se estableció que el monto de Bs. 3.260.000,oo se tiene como el salario percibido por la actora no sólo para el momento de la finalización sino que el mismo es extensible a toda la relación de trabajo, ello en virtud de tenerse como admitido el hecho invocado en el libelo de demanda, toda vez, que la parte accionada no cumplió con la carga probatoria que el artículo 68 de la Ley Orgánica de Tribunales y de Procedimiento del Trabajo le impone, tal y como fue suficientemente explicado en el cuerpo de la sentencia.

 

                   Por otra parte la decisión cuya aclaratoria se solicita al indicar que la demandante recibió al término de la relación de trabajo un bono por los últimos cinco meses de vigencia de la misma, no pretende dejar sin efecto ni contradecir la admisión de los hechos que previamente estableció, como parece sugerir el solicitante, pues, tal pronunciamiento va dirigido a evidenciar la naturaleza o condición accidental del bono.

 

En consecuencia, no existiendo puntos dudosos ni la necesidad de salvar alguna omisión o rectificación de errores de referencia del fallo queda en los anteriores términos resuelta por esta Sala de Casación Social, la solicitud de aclaratoria hecha por el abogado Alfredo Abou-Hassan, en su carácter de apoderado judicial de la parte demandada.

 

Por las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, deja aclarada la decisión dictada en fecha 20 de julio de 2005, en el juicio por cobro de prestaciones sociales iniciado por la ciudadana María Ángeles Urrutia de Rosalen, contra las empresas C.A. Últimas Noticias y C.A. El Mundo.

 

Téngase la presente decisión como parte integrante del fallo N° 814, dictado en el expediente N° AA60-S-2004-000995, por esta Sala de Casación Social, en fecha 20 de julio de 2005.

 

                   No firman la presente decisión los Magistrados JUAN RAFAEL PERDOMO y CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA, por no estar presente en la audiencia oral, por causas justificadas.

 

                   Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casación Social, del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los  once (11) días del mes de octubre de dos mil cinco. Años: 195º de la Independencia y 146º de la Federación.

 

El Presidente de la Sala y Ponente,

 

 

____________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

 

El Vicepresidente,                                                                    Magistrado,

 

 

________________________                            ______________________________

JUAN RAFAEL PERDOMO                             ALFONSO VALBUENA CORDERO

 

Magistrado,                                                          Magistrada,

 

 

______________________________          _________________________________

LUIS E. FRANCESCHI GUTIÉRREZ       CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA

 

El Secretario,

 

 

_____________________________

JOSÉ E. RODRÍGUEZ NOGUERA

 

 

Aclaratoria R.C. N° AA60-S-2004-000995

 

 

Nota: Publicada en su fecha a

 

 

 

 

El Secretario,