SALA DE CASACIÓN SOCIAL

Caracas, primer (01) día del mes de febrero de 2006. Años: 195° y 146°

En el juicio que por cobro de prestaciones sociales sigue el ciudadano GUSTAVO CECILIO GUÉDEZ CASTRO, representado judicialmente por el abogado Wilfredo Silva Díaz, contra la sociedad mercantil HIDROLARA C.A., representada judicialmente por los abogados Mirna Gómez Sánchez, Ramón García Padilla y Miguel Antonio Viña, el Juzgado Superior del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, conociendo de la apelación interpuesta por la parte actora, dictó sentencia en fecha 27 de enero de 2005, en la cual declaró con lugar el recurso y revocó la sentencia dictada por el Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Régimen Procesal Transitorio del Trabajo de esa misma Circunscripción Judicial, que había declarado la prescripción de la acción.

 

El 01 de febrero de 2005, la parte demandada anunció recurso de casación, el cual fue declarado inadmisible, en fecha 09 de febrero de 2005, basándose el referido Juzgado Superior en que la sentencia es una  interlocutoria que no pone fin al juicio, y en consecuencia, no causa gravamen irreparable. Contra esta decisión se interpuso recurso de hecho.

 

Recibido el expediente se designó ponente al Magistrado que con tal carácter suscribe el presente fallo, el cual pasa a decidir, previa las siguientes consideraciones:

 

ÚNICO

 

En el caso concreto, el Tribunal Superior negó la admisión del recurso de casación, sustentado en que la sentencia que se pretende recurrir, es una decisión que no resuelve el fondo del presente asunto; que declaró la improcedencia de la prescripción de la acción, y ordenó al Tribunal de la causa se pronuncie con relación al mérito de la controversia.

Ahora bien, el recurso de casación puede proponerse contra las decisiones referidas en el artículo 167 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, y en forma muy excepcional, fuera de los casos contemplados en la indicada norma, contra las sentencias que la jurisprudencia de este Alto Tribunal por su especial carácter jurídico, ha considerado impugnables mediante este recurso extraordinario.

 

Uno de estos supuestos en los cuales la jurisprudencia pacífica y reiterada de este Máximo Tribunal, ha considerado como decisiones recurribles en casación, son las denominadas sentencias definitivas formales, que son aquellos fallos dictados por Tribunales de última instancia en los cuales se declara la nulidad y reposición de la causa a un estado procesal anterior, de forma tal, que la sentencia definitiva de primera instancia queda sin efecto, siendo ello plausible, porque de no validarse la admisibilidad inmediata del recurso de casación en tal circunstancia, se podría generar un gravamen irreparable por la decisión definitiva.

 

El caso de autos, se anunció recurso de casación contra la decisión del Tribunal de Alzada, que declaró la nulidad y reposición de la causa al estado que el Tribunal de Primera Instancia, se pronuncie sobre el fondo de la causa, dejando sin efecto la sentencia definitiva -de primera instancia- que había declarado con lugar la defensa de fondo de prescripción de la acción y sin lugar la demanda; siendo por tanto dicho fallo una sentencia definitiva formal, y cubiertos como están los restantes extremos establecidos en el artículo 167 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, resulta admisible el recurso de casación, y procedente el recurso de hecho. Así se decide.

 

DECISIÓN

 

En mérito de las precedentes consideraciones, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara CON LUGAR el recurso de hecho propuesto contra el auto dictado el 09 de febrero de 2005, por el Juzgado Superior del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, y, en consecuencia, ADMITE el recurso de casación anunciado contra la sentencia proferida por el Juzgado Superior antes mencionado, en fecha 27 de enero de 2005.

 

                  Por consiguiente, a partir del día siguiente a la publicación del presente auto, comenzará a transcurrir el lapso de veinte (20) días, mas el término de la distancia correspondiente, para la formalización del recurso de casación, todo, de conformidad con el artículo 171 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo.

 

                  Publíquese, regístrese y désele cuenta en Sala. Agréguese al expediente.

El Presidente de la Sala,

 

_____________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

       

     El Vicepresidente,                                                   Magistrado,

 

________________________                          ______________________________

JUAN RAFAEL PERDOMO                 ALFONSO VALBUENA CORDERO

 

 

      Magistrado y Ponente,                                            Magistrada,

 

_______________________________       _________________________________

LUIS E. FRANCESCHI GUTIÉRREZ       CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA

 

 

El Secretario,

 

 

_____________________________

JOSÉ E. RODRÍGUEZ NOGUERA

 

R.H. N° AA60-S-2005-000285

Nota: Publicada en su fecha a

El Secretario,